Tres rivalidades legendarias del mundo de los viajes

, , Leave a comment

desayuno continental

Rivalidades existen muchas, y en todos los ámbitos imaginables. Y, de vez en cuando, alguna va un poco más allá y se transforma en una rivalidad legendaria, de esas que hacen historia. Desde al dúo Coca-Cola versus Pepsi hasta el de los Beatles versus los Rolling Stones, pasando por Star Wars versus Star Trek, Superman versus Batman o, en nuestro país, Barça versus Madrid, algunas rivalidades no solo no cesan, sino que con los años no dejan de ganar a miles y miles de defensores y detractores.

También en el mundo de los viajes existen enemistades y competiciones míticas. Hoy analizamos algunos de esos dignos rivales que, con los años, han acabado por convertirse en el emblema de su país.

Sydney versus Melbourne. Es inevitable que, en muchos países, se palpe la tensión entre sus dos grandes ciudades. Ocurre con Moscú y San Petersburgo, con Sao Paulo y Rio de Janeiro. En Australia, la rivalidad entre sus dos joyas de la corona, Sydney y Melbourne, es especialmente feroz. Desde que Melbourne se fundó en 1835, los defensores de una y de la otra ciudad no se han dado un respiro. Mientras que en Melbourne algunos piensan que el panorama cultural de Sidney es prácticamente inexistente y que la ciudad está lejos de ser sofisticada, en Sidney opinan que a Melbourne le sobra el aire de superioridad. En el medio, en terreno neutral, está Canberra, la capital de Australia.

El Everest versus el K2. También en materia de montañas existen luchas de poder. Y más entre los dos gigantes del mundo, los majestuosos montes Everest y K2. Mientras que a la cima del primero han llegado más de 3.000 alpinistas, el segundo ha permitido el paso a poco más de 300, y tiene una tasa de supervivencia mucho menor. Mientras la escalada al Everest siga siendo más popular, el K2 atrae a los más valientes y mejor preparados. Y es que, según los expertos, a veces es mucho más difícil alcanzar la cima de la segunda montaña más alta que de la que ostenta el récord.

Desayuno inglés versus desayuno continental. Esta lucha se prolonga, desde hace años, en los desayunos de la mayoría de hoteles. ¿Desayuno inglés con huevos fritos, bacon, salchichas, champiñones y alubias; o desayuno continental con tostadas, fruta, bollería y yogures? La próxima vez que desayunes en un hotel, recuerda que la elección no es tan sencilla como parece.

Fuente: CNN Travel

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado