Tesoros invernales: pistas de esquí con mucho encanto

, , Leave a comment

pista de esqui

Poco a poco, la calidez que este año nos había acompañado hasta bien entrado el mes de octubre desaparece. El frío va llegando, y trae buenas noticias para los amantes de los deportes invernales, que ya cuentan los días para que las estaciones de esquí inauguren la temporada. ¿Te apetece ya pasar un día entre nieve? Te mostramos algunos templos de esquí muy cerca de casa, pero todavía muy desconocidos; pequeñas joyas europeas por las que merece la pena deslizarse.

Si decides esquiar en Francia, uno de los resorts de esquí más pintorescos es el de Le Grand Bornand. En este pueblecito de montaña, las vacas todavía campan a sus anchas y las calles parecen detenidas en el tiempo. Además de un ambiente acogedor y de unos paisajes espectaculares, Le Grand Bornand te ofrece más de 90 km de pistas. Cuando el día termine, podrás disfrutar de una experiencia gourmet probando el famoso queso Reblochon, que se elabora en el área.

En Italia, muy cerca del Lago de Como y de la frontera suiza encontramos Madesimo, un pueblecito de la región de Lombardía famoso por sus pistas de esquí. Aunque la localidad apenas tiene 500 habitantes, durante el invierno la población aumenta gracias a los miles de esquiadores que suben a más de 3000 metros de altitud para esquiar por las pistas y seguir el recorrido de Canalone, no apto para principiantes. A pesar de ser una de las estaciones más bellas de Italia, todavía preserva su encanto y su autenticidad, y los precios son asequibles en comparación a otros complejos.

También en España puedes encontrar estaciones de esquí con encanto, como la de Aramón Formigal. Está situada en el valle de Tena, en Huesca, y más en concreto en el pueblecito de Sallent de Gállego. El pequeño núcleo antiguo, que todavía puedes visitar, se extendió para dar forma a unas ambiciosas pistas de esquí de más de 137 km. Hoy en día, si buscas esqui en Formigal a muy buen precio puedes disfrutar también de una pista de trineos, un circuito de raquetas y tres pistas especiales. Y todo ello, por supuesto, aderezado con los fabulosos paisajes pirinenses.

Por último, si viajas a Suiza no te pierdas las estaciones de los encantadores pueblos de Grimentz, Zinal y Saint-Luc, escondidos en el precioso Val d?Anniviers. Disfrutarás de unas pistas modernas en un escenario de cuento de hadas.

Fuente: Daily Mail

Foto / Acebal

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado