Praga y su ciudad vieja

, , Leave a comment

Puente de Carlos

Puente de Carlos

Praga bañada por el río Moldava es la capital de la República Checa. Se trata de uno de los destinos más interesantes de Europa, y por eso es uno de los destinos europeos más visitados. Si nos pica la curiosidad y queremos viajar hasta este país centroeuropeo en Rumbo.es encontraremos multitud de vuelos a buen precio. Así podremos disfrutar del casco viejo de Praga que es desde 1992 Patrimonio de la Humanidad, sin duda todos sus monumentos y sus edificios guardan un gran valor artístico e histórico.

Es ideal empezar la visita por el corazón de la Ciudad Vieja, allí podremos visitar la Plaza de la Ciudad Vieja y los múltiples monumentos que se encuentran allí. La Iglesia de Tyn construida en el siglo XIV y de estilo gótico posee dos de las torres más altas de Praga, casi las podríamos denominar como el ‘techo de la ciudad’. En la misma plaza también encontraremos el edificio del antiguo Ayuntamiento de la ciudad que es tan famoso por poseer el Reloj Astronómico de Praga. El ayuntamiento tiene también una torre enorme que desde las alturas nos proporciona una panorámica de la ciudad increíble. El reloj de su fachada data de 1410 y es el más antiguo de Europa, cada vez que da la hora salen de él unas figuras que representan diferentes personajes como los doce apóstoles.

Si salimos por una de las calles de la plaza llegamos al Puente de Carlos. Construido en 1357 es el más famosos de la ciudad sobre todo por la multitud de estatuas que tiene. A lo largo de todo el puente podemos encontrar hasta 30 esculturas, pero debemos saber que son copias de las originales que se encuentran en el Museo Nacional. Cerca del puente podemos visitar la Torre de la Pólvora, construida en 1475 tuvo como primera función ser una de las trece puertas de la muralla.


El Castillo de Praga es uno de los más grandes del mundo y probablemente uno de los monumentos más importantes de República Checa. Es un gran complejo con diferentes edificio y monumentos conectados por callejuelas, dentro de él abarca la Torre de la Pólvora o la Catedral de San Vito. Una construcción del 1344 pero que no abrió sus puertas hasta 1929, la catedral alberga la tumba de Wenceslao IV, las joyas de la corona y el lugar de coronación de los reyes de Bohemia.

Sin duda Praga es una ciudad con muchos sitios que visitar y de una belleza enorme. Perdernos por su ciudad vieja nos hará descubrir edificios y monumentos que nos enamorarán.

Foto/ Wikipedia

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado