Nueva Zelanda low cost

, , Leave a comment

nueva zelanda

No vamos a engañar a nadie, viajar hasta Nueva Zelanda no es barato debido a la gran cantidad de kilómetros que nos separan de este archipiélago de Oceanía, pero una vez allí no nos costará mucho dinero recorrer el país. De hecho, la cultura del trueque está muy arraigada en el país, así que no nos costará demasiado encontrar alojamiento o comida siempre que estemos dispuestos a hacer un pequeño esfuerzo. La paciencia es clave a la hora de visitar Nueva Zelanda en versión low cost.

Aunque algunas compañías de autobús como Nakedbus ponen a la venta puntualmente billetes al módico precio de 1 dólar neozelandés (unos 70 céntimos), los precios del transporte público son algo caros. Por eso, no es de extrañar ver a una cantidad importante de turistas que hacen autostop a la espera de un conductor que les acoja en su coche y les lleve a su destino. La tasa de criminalidad neozelandesa es muy baja, así que no hay problemas en desplazarse a dedo.

Entre las claves para triunfar viajando en autostop están saber situarse a las afueras de las ciudades y llevar un cartel con el destino escrito, lo que aumentará las posibilidades de que nos pare un conductor que busque un acompañante para los largos viajes. Otra opción para movernos por el país es comprar una furgoneta adaptada, que podremos revender tras nuestro viaje al mismo precio. Los cámpings son baratos y están muy bien equipados.

Pero si no queremos alojarnos en un cámping, están las opciones del coachsurfing (si preparamos la cena o llevamos un detalle de casa a quien nos acoja lo haremos más que feliz), los albergues con el “working for accomodation” (trabajar unas horas limpiando o en la cocina a cambio de alojamiento gratis) e incluso la opción de trabajar por alojamiento y comida. Puede ser cualquier trabajo, desde enseñar español a cortar leña, pintar o cuidar a los niños de la familia que nos acoja.

Finalmente, hay que hablar del equipaje. En nuestra mochila no pueden faltar ropa de verano e invierno para hacer frente al clima cambiante del país, calzado cómodo, medicamentos, repelente de insectos y, como no, un bañador para disfrutar de sus playas. También deberías llevar una pequeña tienda de campaña para las noches que no tengamos alojamiento, aunque hay que recordar que acampar de forma ilegal está penado. Ahora, ya podemos descubrir la espectacular Nueva Zelanda, escenario, entre otros, de ‘El Hobbit’ y ‘El Señor de los Anillos’.

Más información: Ocholeguas

Foto: Jocelyn Kinghorn

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado