Necker Island, el paraíso hecho isla

, , Leave a comment

Necker ISland

Necker Island es el paraíso con mayúsculas. Una bellísima isla virgen británica que tiene un mar de aguas turquesas y más tonalidades azulonas rodeándola. Las tranquilas y transparentes aguas llegan mansas a la orilla, dónde bañan pequeñas y selectas playas de arena blanca. Todo ello enmarcado en un arrecife de coral que contiene alguna de las especies más exóticas del mundo tanto de plantas como de peces. Necker Island es un regalo a la vida.

74 hectáreas es la dimensión del paraíso. La isla en su mayor extensión sigue virgen e inalterable a como el hombre la encontró ya hace siglos atrás. El verde sigue predominando sobre la superficie interna del islote. Las palmeras y pequeños árboles son las especies que más podemos encontrar, sobre todo en el sur dónde la vegetación es bastante frondosa. En el norte la vegetación se vuelve algo más árida y predominan los arbustos y plantas esteparias.

En la parte más alta de la montaña, un pequeño montículo que apenas se eleva unos metros sobre el nivel del mar, encontramos un hotel con todos los lujos que podamos imaginar para nuestra instancia en la isla sea de lo más placentera. El mismísimo Richard Branson, magnate británico dueño de Virgin Limited Edition, fue el que mandó construir este resort al enamorarse de las bondades de Necker Island.

Tal fue la fascinación de Branson con la isla virgen que en ella pasó la mayoría de sus vacaciones en familia. Hoy la isla se puede visitar durante la semana y también ocasionalmente en el fin de semana. Pero lo habitual es que los últimos días de la semana la isla esté completamente reservada para la celebración de alguna boda, vacaciones de celebrities de Hollywood que cierran la isla por completo para disfrutar de unas vacaciones en la intimidad.

En total el hotel tiene una capacidad de treinta adultos y seis niños. Es un destino ideal para pasar unas vacaciones en familia rodeado de las personas más importantes. En el campus del hotel podremos realizar infinidad de actividades relacionadas con el entorno, por ejemplo hay varias inmersiones diarias al coral para hacer submarinismo o se pueden alquilar kayaks e ir a pasear tranquilamente por las aguas poco profundas del alrededor de Necker Island. Una experiencia de auténtico lujo que no está al alcance del bolsillo de los mortales pero seguro que quién la disfrute la recordará toda la vida.

Vía: Virgin Limited Edition

Imagen: kansasphoto

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado