La isla de Skye en Escocia

, , Leave a comment

Sólo cruzando el estrecho que separa a la isla de Skye del resto de Escocia es posible develar su paisaje agreste y misterioso. Al entrar en la isla, una enorme capa de niebla recibe al visitante; cuando ésta se disipa, ya en tierra, profundos valles aparecen a la vista. Lagos formados por antiguos glaciares, extensos páramos en flor y una geografía montañosa de suaves colores y luminosidad. Su naturaleza no deja de brindar comodidad, ya que tambien hay muy buenos hoteles en Escocia.


Paisaje salvaje de la isla de Skye. Foto El boomeran

Skye o la isla de Skye es la más grande de Escocia y la ubicada más al norte de las Hébridas Interiores. Su microclima cambiante, pero benigno durante todo el año, ha permitido que se convierta en atracción turística obligada para quienes visitan las Highlands. Sus principales actividades son el turismo, la agricultura, la producción de whisky y artesanía. Conserva un gran patrimonio histórico cultural en antiguos monumentos y castillos. La capital es Portree y es reconocida por sus pintoresco puerto repleto de coloridas casitas.

Los maravillosos escenarios naturales con los que cuenta la isla permiten la conservación de una abundantes fauna silvestre. Es posible divisar en el cielo aguilas reales y marinas, y ciervos rojos y nutrias por entre sus recovecos montañosos.

Su historia es la historia de los clanes y sus tradiciones. Los MacDonald y los MacLeod, antiguos señores de la Isla, aún conservan cierta rivalidad. El castillo de los primeros, en Armadale, es un un museo dedicado al mundo ancestral de la cultura gaélica. Alrededor de él se conserva un inmenso parque con senderos bien señalados y acceso libre. Por su parte, los MacLeod posen el castillo Dunvegan, el más antiguo de Europa constantemente habitado y de propiedad exclusiva de la familia, quienes habitan allí desde el siglo XIII.

Asimismo, se encuentran lugares como An Corran, donde hay señas de habitantes cazadores – recolectores de la era mesolítica. Estos refugios entre las rocas fueron encontrados por una famosa excavación arqueológica en la costa de Wester.


Isla, montaña y lagos. Foto bbva

Para moverse en la isla y recorrer suslugares existe una buena red de autobuses locales y se pueden alquilar bicicletas. El visitante puede escuchar música gaélica en vivo hasta altas horas de la noche en cualquier de los pubs tradicionales, mientras bebe cerveza o whisky, este último producido en la destilería Talisker ubicada a un costado del Lago Harport, al oeste de la isla y que es posible visitar.

Para conocer el trabajo de artesanos autóctonos, la zona de An Tulleran Arts es la indicada.

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado