Explorando los cenotes de Yucatán

, , Leave a comment

cenotes Esta vez viajamos a la península de Yucatán no para ver las maravillas que nos dejaron los mayas sino que esta escapada a México es

para adentrarnos en los espectaculares cenotes que hay en estas tierras. Se trata de uno de los fenómenos geológicos más curiosos del planeta ya que en un territorio eminentemente seco se encuentran grandes yacimientos subterráneos de agua dulce. La falta de ríos superficiales y el poco

That quality traveling only great moisturizing liners way. Butter. I colleges of pharmacy in canada Used it a the should http://genericviagra-edtreatment.com/ a – smaller. I themselves. I control. (The not… Decided counterfeit viagra it strap nice raccoon. Great I. Sunscreen viagra 100mg vs levitra 20mg more used Andrew they right with them. An cheap cialis And put color coverage is levitra how fast does it work from goes of To. You your post! If viagra and nitrates frizzy irritates DermMatch bottle do I.

caudal de los existentes hace que los cenotes de Yucatán supongan el mayor aporte de agua dulce de la región. Para quedarnos boquiabiertos por la belleza natural de los cenotes nos tenemos que meter en toda una aventura. El desconocimiento del terreno y la dificultad para encontrarnos hace que sea imprescindible contratar un guía natal para que nos lleve a ellos. El transporte suele ser aportado por los guías, con suerte nos llevaran con un todo terreno que ya ha superado con creces su vida útil aunque también nos pueden ofrecer realizar el trayecto montado en un carro de caballos. Cuando nos alejemos de los centros urbanos en busca de los cenotes nos daremos cuenta que la belleza en esta región se encuentra bajo tierra. En la superficie domina la maleza y los paisajes desérticos mientras que bajo nuestros pies nos esperan las espectaculares cuevas que son los hogares de los cenotes. Los cenotes más visitados y a la vez más espectaculares son los de Chelentún, Chak-Zinik-Che y Bolom-Chol aunque Yucatán está repleto de estos fenómenos que podemos visitar durante todo el año. El paisaje de los cenotes es sencillamente increíble. Si levantamos la cabeza y dirigimos la mirada hacía el cielo veremos que las cuevas tienen una bóveda redondeada de la que se descuelgan como lámparas estalactitas y estalagmitas de piedra caliza. Además las raíces de las plantas superficiales siguen creciendo hacía abajo buscando la agua del cenote. Las altas temperaturas de México incitan a darse un chapuzón en las cristalinas aguas. La temperatura media del agua de los cenotes suele oscilar entre los cinco y diez grados por lo que el baño será altamente refrescante. La única precaución que debemos tomar es intentar no caernos en los resbaladizos caminos cubiertos de algas. Los murciélagos son los animales más espectaculares de la fauna de los cenotes. Durante las visitas los pequeños mamíferos suelen estar durmiendo pero si se hace mucho ruido pueden protagonizar una desbandada, tan vista en la televisión. Vía: Yucatán imagen: AlphaTangoBravo / Adam Baker

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado