El Palacio de Kromeriz, la maravilla de la República Checa

, , Leave a comment

Kromeriz

Al sur este de la República Checa encontramos una de las joyas olvidadas de centro Europa, el Palacio Arzobispal de Kromeriz es una bellísima construcción que se encuentra en un pequeño pueblo de nombre homónimo. En 1752 un devastador incendio acabó con la mayoría del patrimonio que se albergaba en el palacio y con el palacio mismo, pero como un ave fénix el Palacio Kromeriz resurgió de sus cenizas y lo que antes era un bonito edificio gótico se convirtió en un asombroso palacio barroco.

La UNESCO no ha dudado en otorgar al palacio de Kromeriz la destaca condecoración de Patrimonio de la Humanidad y es que después de la reconstrucción del siglo XVIII se ha convertido en uno de los palacios europeos con uno de los acabados más exquisitos.

Por su parte, la decoración es más reciente y encontramos sus orígenes en el siglo XIX y con la residencia en las estancias del zar ruso. Según explica la propia UNESCO además del valor visual el Palacio de Kromeriz tiene un incalculable valor histórico porque ejemplifica a la perfección el modo de vida aristocrático y de la realeza.

Hoy en día el palacio es la residencia de los obispos de Omeluc después de que la Iglesia adquiera el edificio. El palacio de Kromeriz está repleto de habitaciones que visitar y en las que te resultará muy fácil perderte, todas ellas adornadas con mobiliario y estilos de época. En tu visita no podrás pasar por alto visitar la estancia de Trono, la de la Asamblea y la del Manský que unas de las más bellas y apreciadas por los visitantes.

Además en el palacio podremos encontrar una inmensa biblioteca que recoge el saber desde hace siglos, es una de las más pobladas de toda Europa. En Kromeriz también tienen una selecta pinacoteca que reúne las obras de los principales pintores europeos de los siglos XV al XVIII.

Jardines de Kromeriz

Los jardines de Kromeriz por si solos ya son motivo de visita a la ciudad checa. Una auténtica joya de tanta belleza que no parece creada por la mano del hombre. La UNESCO al igual que el Palacio de Kromeriz también los ha declarado como Patrimonio de la Humanidad.

En total son sesenta y cuatro hectáreas decoradas con plantas de varios colores que ofrecen un auténtico regalo a los sentidos. Una de las peculiaridades de los Jardines de Kromeriz es que en él conviven tres estilos diferentes; en un inicio se hicieron respecto a las bases de los jardines de la Edad Media que es cuando se fundaron pero posteriormente hubo dos remodelaciones en las que se incluyeron los estilos renacentista y barroco.

Vía: Czechtourism

Imagen: ladabohac92

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado