4 motivos para viajar pausadamente

, , Leave a comment

Viaje lento

El ritmo de vida que llevamos desgasta nuestra salud. Es así y muchas investigaciones lo demuestran. Estrés, tristeza, ganas de dormir todo el día, odio infinito a los lunes… Por eso, lo mejor es hacer una escapada, aunque no sea a la otra parte del mundo, que nos lleve a un cómodo relax. Lo ideal en estos casos es olvidar las prisas, los horarios y la planificación para sumergirnos en un viaje lento, pausado, diferente. Pero el estrés no es la única razón por la que todos deberíamos pensar en un viaje tranquilo. ¡Hay miles!

1. Hacer tu propia guía de viajes

Hartos de convenciones y lugares turísticos, te proponemos que seas tú el que haga su propio tour. El mercado de la localidad es uno de los sitios ideales para empezar una aventura de la mano de los lugareños. Y es que hacer amigos allí te abrirá la puerta a una aventura diferente para descubrir parajes que sólo las personas que llevan años viviendo entre sus calles pueden ofrecer: cuevas escondidas, una cima desde donde ver todo el valle, la mejor puesta de sol, etc.

2. Disfrutar de la espontaneidad

Cuando contratas a un guía turístico, la planificación horaria es la protagonista. No importa que el grupo sea bastante reducido, siempre nos tenemos que amoldar a un listado, con sus correspondientes horas asignadas. Pero eso cambia si decides ir al bar, escuchar conversaciones típicas del lugar y participar de ellas como uno más del grupo. Está claro que si no entiendes el idioma, la experiencia resulta un poco más complicada. Pero nada es imposible y siempre estás a tiempo de aprender las típicas frases que te llevarán al fin del mundo.

3. Conocer profundamente el lugar

Las prisas no nos dejan saborear la cultura del destino elegido para nuestro viaje. Por eso, lo mejor es coger todos los detalles con tiempo, sin mirar continuamente el reloj en nuestra muñeca. Así, seremos testigos de todos los rincones, sus transformaciones y la mirada cultural de los habitantes del lugar.

4. Vivir experiencias auténticas

Hacer fotografías no es lo único que puedes sacar de tus viajes. De hecho, eso es el mínimo beneficio de los muchos que te puede aportar el lugar. Las flores, los dulces y las frutas de estación -entre otras- permiten descubrir el carácter del sitio, su forma de vida y todo lo que ofrece a los que se pasean por allí.

Vía: 101 Lugares Increíbles

Foto: Jane Jean

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado